Ya que hemos tenido la enorme suerte de nacer en este planeta, que menos que darnos una vuelta por él, un paseo, sin prisas, con la mente abierta como dos niños que salen a explorar sensaciones nuevas, sin expectativas, dispuestos a vivir y a aprender de la vida.Eso queremos, salir del escenario y del decorado en el que se desarrolla nuestra vida y como si de la película “El show de Truman” se tratase, descubrir y descubrirnos fuera de nuestra zona de confort.